El lanzador de jabalina Braian Toledo hizo un balance sobre su tarea en Río 2016 y expresó su alegría por llegar a la final del certamen y agregó que el resultado fue “la consecuencia de muchos años de trabajo”.

 

El joven atleta expuso: “A la final olimpica la soñé, fui paso a paso y lo pude disfrutar”.

Sobre su futuro, Toledo hizo hincapié en la importancia del trabajo y “entrenar en los países nórdicos, que es por donde pasa la jabalina”.
El joven de 22 años forma parte de los #EmbajadoresWeber, deportistas que junto a la firma internacional SGWeber se avocan a colaborar con diferentes proyectos solidarios.

Sobre el tema, Toledo contó que se encuentra ayudando a la Fundación Los Pibes de Marcos Paz y explicó: “El proyecto va encaminado y estoy orgulloso de hacerlo”.

Por Damián Pugliese – @damianpugliese